Ernesto Blanco: “como un Santana de Cuba”

Ernesto Blanco: “como un Santana de Cuba”

Ernesto Blanco: “como un Santana de Cuba”

Adnaloy Hernández Rodríguez | 29/MAY/2015

Con grandes pretensiones comenzó Ernesto Blanco su camino en la música cubana. La necesidad de superarse sacándole melodías a la guitarra, le ha llevado a liderar su propia banda musical y a ser uno de los guitarristas de sesión más convocados de la Isla.

Ernesto es un showman sobre el escenario y se ve a sí mismo “como un Santana de Cuba”. Hoy, seguimos sonando cubano al compartir la pasión y el entusiasmo de este joven por la guitarra, sus mejores intérpretes y sus diversas sonoridades.

¿Cuánto ha aportado a tu carrera el gran influjo de la música en inglés que escuchas desde pequeño?

En mi casa siempre se ha escuchado buena música. Desde niño me interesó el sonido de la guitarra, especialmente de la eléctrica. A grupos como Queen, Rolling Stones y The Beatles, pertenecen los guitarristas que más he estudiado. Pero mis padres también me enseñaron a apreciar desde clásicos como Debussy, Bach, Beethoven… hasta los principales exponentes del rock and roll. En este momento consumo mucho la música de Pérez Prado, Benny Moré, Ernesto Lecuona y otros grandes intérpretes cubanos de principios del siglo XX.

¿Qué te atrae más de la guitarra?

Pienso que en la vida ciertas cosas te escogen a ti y no a la inversa. Dentro de toda esa música que he escuchado, la sonoridad de la guitarra siempre cautivó mi atención. Empecé mi carrera musical con estudios de guitarra clásica en el Conservatorio Amadeo Roldán. Muchas veces me acuesto en mi cama a mirar mis guitarras, simplemente es un instrumento mágico que me atrapa. Hasta el olor de su madera me encanta.

¿A qué cantante y guitarrista prefieres?

Admiro a Stevie Wonder y al guitarrista inglés Jeff Beck. Es un intérprete único por su sonido. Basta con mencionar su nombre y las personas lo reverencian. Es un dios de la guitarra. Verlo tocar con 75 años de edad en conciertos como si fuera un joven de 25, es lo que más me llama la atención porque eso me gustaría hacer a mí.

¿Qué serías si no te hubieses dedicado a la música?

Creo que hubiese sido director de cine o pintor. De Cuba, admiro a los cineastas Fernando Pérez y Tomás Gutiérrez Alea, “Titón”. Recuerdo que tenía una lista de cien directores en casa y me dedicaba a estudiar sus películas. Siento una pasión grandísima por el séptimo arte, es uno de mis hobbies. También disfruto leer y jugar fútbol, porque en el béisbol soy malísimo (risas).

¿Eres una persona de muchos amigos o de buenos amigos?

Prefiero ser una persona de buenos amigos y me gusta ser un buen amigo. Detesto la hipocresía, la envidia y la mentira. Por eso, los buenos amigos se pueden contar con los dedos de una mano.

¿En qué proyectos musicales estás trabajando?

Me reclaman que me he retirado un poco de los medios pero me he propuesto sacar dos producciones discográficas este año, y eso lleva mucho trabajo. Creo que el músico tiene sus temporadas. Yo saturé mi imagen entre los años 2012 y 2013, con temas como “La buena suerte”. Luego decidí cambiar el formato de la banda y centrarme en nuevos proyectos. Quiero seguir componiendo y cantando para mi público.

Calle 18 No. 509, entre 5ta Ave. y 7ma, Miramar, Ciudad de La Habana, Cuba Zona Postal: 10600 Teléfonos: (537) 2041212, 2041718, ext. 104 y 108 Fax: (537) 2048186 Contáctanos

Hacia arriba